6.11.07

piromaniaca, eso eres


Hay palabras que no decimos
y que ponemos sin decirlas en las cosas.

(R.Juarróz)

¿Tú, perversa? Claro que sí, mírate nada más: la ceja arqueada, la copa sobre la mano, la risa, tu risa, mi risa, los nervios. La forma en que cruzas las piernas, suave, delicada, acomodándote en la silla, cómo te mofas de mí, cómo saboreas el vino, cómo te acaricias el pelo, el descaro con que muestras los muslos, la exquisita operación de quitarte los tacones y la manera en que tus pechos se desbordan tras el escote, me inducen irremediable a la fiebre. Instigadora, yo te acuso. Ninguna barrera racional quedará en pie si tú quieres que caiga. Y no voy a permitirme el escape. Eres mala y viciosa, mujer, me tienes besándote hasta el más mínimo poro, recorriéndote la piel que muestras generosa, así tus curvas, así los caminos en tu vientre, así las fuentes obscenas de donde brota sin pausas el agua salada que colma los mares, inunda ciudades y bautiza vocablos enérgicos, que se convierten en este canto que yo te ofrezco, el más humilde de los diáconos en tu catedral. Exhalaciones, onomatopeyas e intermitentes vocales mudas anuncian mi rendición, y la firmo sobre tu cuello con húmedos susurros, a milímetros de ti, dentro de ti, perdiéndome; para que luego, mujer concupiscente, prosigas tu rutina, la del desdén, la de la ausencia, la de la ducha que a propósito borra el olor de mi saliva. Qué estamos haciendo, a qué estamos jugando. El sexo es cosa seria, ven para acá, que quiero platicar con tus pliegues.

17 comentarios:

anamorgana dijo...

¡Ostras' que relato, no tengo palabras. Me ha encantado y aun no sé porque. Como se hace para escribir asi? sin rollos un abrazo y gracias por visitar mi blog
anamorgana

Buttercup dijo...

Ante algo así,no me puedo resistir seguir leyéndote.
Un saludo.

Julio Roberto Prado dijo...

No tienes nada que agradecer, anamorgana, lo hago porque me gusta. No tengo una idea exacta de cómo escribir, tal vez sólo aconsejo el desvelo. Te veo en tu blog.

Saludos a tí también, buttercup.

Ana (...) dijo...

Me quedé absorta. Te tengo que leer un par de veces para intentar retener las ideas.
Exquisitamente detallado, qué delicia de texto.
Ese parecer que todo se esfuma, de un momento a otro, esa pérdida de lo racional es uno de los momentos poderosos de la vida, de los que llegan para quedarse. Pero una cosa, de no proseguir ese deseo ¿qué sería ya o qué sería después? quizá nada...cuando todo se palpa tan exquisitamente delicioso tan solo habrá que guardar silencio e inspirar, no queda otra.

manly dijo...

Hoy me vas a perdonar que mi comentario sea una exclamación y diga: "qué bonito" y es que me ha encantado, y el final... de nota.

Julio Roberto Prado dijo...

gracias por pasearse por acá, ana y manly. Sus comentarios son parte del blog.

ricardo flores dijo...

Cómo nos quemamos en ese fuego, amigo JL, cómo sabemos siempre que quedaremos convertidos en cenizas y sin embargo volvemos a dejarnos caer en esas brasas que nos abrazan. Qué mal juego de palabras.
Las tuyas, sin embargo, alcanzan "eso" que no tiene palabras.
Saludos,
RF

Julio Roberto Prado dijo...

gracias Ricardo. Estoy al pendiente de tu próxima entrada en el blog. Me enganchó.

Borrego dijo...

He conocido mujeres así, y no me enamoro, sólo disfruto de lo que aprendo. Pero de que son difíciles de ignorar ni cómo negarlo.

Cherrycola dijo...

mujeres asi abundan! y hombres q caigan rendidos a sus pies tambien!!
me reteque encanto tu blog!!
paseare por aqui siempre!!
gracias por tus pasos en el mio!

Julio Roberto Prado dijo...

gracias por la visita, borrego y cherrycola. Un honor. Sigo leyéndolos...

Algunas Luchas dijo...

Hola, yo aquí correspondiendo la visita al blog... lindos textos, publica mas y en impreso también..

Julio Roberto Prado dijo...

agradezco la visita y el comentario Lucía. Lo de imprimir es una imprudencia que todavía no me permito, aunque cada vez me da menos pena. Buenas columnas las que escribes...

Quillén dijo...

Salí a dar un paseo y espués de un rato de deambular, leyendo aquí y allá, decidí instalarme a pasar la tarde en tu blog. Maravilloso!! Una de las mejores descripciones que he leído. Voy a venir a visitarte seguido ¿Será contagioso el talento? Ojalá...

Julio Roberto Prado dijo...

seas bienvenido o bienvenida quillén, gracias por los halagos. enseguida te visito en tu blog.

ACENTUANDO dijo...

las letras me han puesto roja de los recuerdos!!! jajajajaj.

Muy bueno, en verdad.....me trajo mucho a la memoria.

Lo que más me gustó?? lo directo que es, que va directo al grano y no cae en lo cursi.

Julio Roberto Prado dijo...

es un alivio saber que lo cursi no tuvo lugar en el relato. Tengo una cruzada en contra de lo cursi.