23.4.10

carta redonda

amor:

yo también he tenido miedo
de poner los ojos sobre el mar
y me he cubierto el rostro con las manos
sólo para enterarme que tengo párpados de arena

yo también tengo días
en los que me da terror morir
y quisiera asirme a tu voz
al otro lado del teléfono
o anclarme a tu olor entre mis sábanas
que respiro hondo
aunque no pueda retenerlo


sólo me queda sentir
cómo me vas abandonando
como sucede con todo en esta vida
y quisiera que te quedaras
como se queda la tristeza
pero tampoco te quedas

hay días
en los que me da pánico morir
y quisiera
obligar a los pájaros del mundo
a volar en una sola bandada
trazando enormes círculos
entre tu casa y mi casa
para fabricarme una noche bajo sus alas

escribir esa historia
en la que vos y yo dormimos en la misma cama
pero no puedo
maldita sea
no puedo


sólo puedo el miedo
sólo la mar
y el ruido de las olas
aunque no las vea

15.4.10

Rockstar! Editorial Catafixia. Invitación.


El próximo jueves 22 de abril, a las 7:00 pm estaré en el Centro Cultural de España, en 4° Norte. Guatemala, Guatemala. Ahí, la Editorial Catafixia presentará en su tercera toma, mi libro Rockstar!
Se trata de un libro de poemas. Cada uno está dedicado a un músico que admiro. O a una banda. Es un libro musical. La dinámica para escribirlo fue la siguiente: escogí una imagen, le añadí una banda sonora y listo. Es un vídeoclip escrito. Eso es.
Se trata de mi primer libro y estoy absolutamente satisfecho con él. Es denso, quizá. Pero vamos, yo también lo soy, a veces. Al menos, eso me han dicho algunas de mis parejas. Antes de empacar sus cosas. En fin. Me encantaría verles ahí. Luego saldremos a cualquier bar. Lo prometo. Hay qué celebrar. Todavía se cumplen las fantasías.
La mía, era poder deshacerme de esos trozos de vida que puse en Rockstar!
Y ahí van. Hasta donde ustedes les permitan llegar.
También presentarán otros tres libros, el de Diego Mora, el del buen Alfredo Trejos, y el de Juan Pablo Dardón, a quien tengo el gusto de conocer desde hace un par de años.
El conjunto de cuatro libros, estará a la venta en el lugar.
Les aseguro que comprarlos no los dejará sin su dinero para las copas. Esa es la idea.
Un abrazo enorme para todos, para todas.
Les quiero.


11.4.10

hay gente que nace para perder (I)

estoy hecho de derrotas
y aún así no me rindo
tengo una cicatriz en el pecho
que me recuerda a la primera mujer que quise
me arrancó el corazón vivo
—cada mujer que he querido
lo ha hecho desde entonces—
y siempre me nace uno nuevo
con la medida de tu cuerpo
para le que quepas dentro

estoy hecho de derrotas
y aún así tengo ventajas
sobre todos tus amantes
nadie puede quererte así, sin rienda
porque ningún fracaso me avergüenza
cada noche entre las sábanas
me despediré para siempre
usando todo lo que sé
acerca de tocarte

haré cosas
que creerás imposibles
como soñar que tengo piernas
con las que realizo milagros
como llegar hasta tu casa
y tomarte de la mano
para bailar canciones
que enamoran a los tipos rudos
en películas blanco y negro

avísame
si es que tú también escuchas al piano
llamarte por tu nombre
estaré esperándote
con una mano extendida
y el corazón que te toca
esperando a que lo tomes

5.4.10

Ricky Martin, Marilyn Monroe y las cabras.


Ricky Martin ha anunciado que es gay. Eso me importa un bledo. Sin embargo, la gente a mi alrededor no deja de hablar sobre ello. En realidad lo que el buen Ricky o mi vecino del segundo nivel hagan con su vida sexual no me interesa en lo absoluto. Además, lo de la homosexualidad del cantante era algo notorio, según Genoveva, mi amiga. Ser o no ser gay no es, ni debería ser noticia, por favor. Tener hijos con una cabra y amamantarlos junto a ella, eso sí que sería una noticia impactante. O con un puercoespín. Sin embargo, con Ricky conviene hacer una salvedad: el tipo vendía sexo. Es decir, se vendía como el símbolo sexual de las mujeres que lo aclamaban, incluyendo amigas y familiares a las cuales acompañé a verlo en concierto. Las engañó, ni modo. Mientras Robi Draco Rosa le produjo los discos, para mí fue un buen cantante. Luego no. Lo que sí considero terrible es que el pobre tenga que declarar algo tan íntimo y que la gente le juzgue. Pero ni modo, así es el negocio y así es la vida. Lo siento por aquellas que soñaron un día en que Ricky se hartara de las modelos de sus vídeos, que supongo fueron sus únicas parejas heterosexuales, y se fijara en ellas. No sé por qué sienten decepción en realidad. Era muy poco probable que eso pasara. Tan posible, como que Marilyn Monroe resucitara de su tumba, se hiciese de sus notables curvas de nuevo y se apareciera ahora mismo mientras escribo este post, para sentarse sobre mis piernas y tomar nota mientras le dicto. Ahora bien, si eso pasara, quisiera tener algo importante qué declarar. Como que a mí lo que me van son los lácteos. Que me gustaría casarme con un queso Oaxaca. Y tener quesadillas. Sin embargo, no hay nada de eso. Sólo unas vacaciones felices que recién terminan y me dejan de muy buen humor. Salud.