24.7.13

James Nachtwey
El protocolo de autodestrucción comenzó. 
Esta nación se arrancará las entrañas con los dedos metálicos. 
Ninguna semilla quedará inmaculada. 
La gente habla de cambios pero sigue haciendo lo mismo.
La gente habla de un mejor país pero no de quitarse las esposas o de tomar la mano que alza el látigo.
Seguimos haciendo lo mismo y pidiendo a sus dioses que tengamos otros resultados. 
¿No es eso un signo de locura?
Ninguna semilla quedará inmaculada. 
Todos los hijos de esta nación serán bautizados en fuego.

No hay comentarios: