20.7.09

Turno

Sábado 3 am. La sede de los Juzgados de Turno es un festín de patrullas con la sirena apagada. Los policías se recuestan sobre las puertas. Fuman. Comen. Ríen. Las señoras que usan delantal y lloran hacen ambas cosas, pero sobre todo lloran frente al portón enorme custodiado por más policías. Los juzgados están en un sótano. El cadáver de Aligheri se licenció como arquitecto y diseñó este mounstruo. Los Juzgados de Turno, con el piso sucio, los baños inundados de mierda y las jaulas donde encierran a los tipos de pelo grasiento informándome que a la primera me cogen. Sus risas con dientes de oro, sin dientes, sus risas. Las salas de audiencias con su luz blanquecina y sus bancas gris plomo. Las ovaladas manchas en la pared como costras colocadas sobre el respaldo de las bancas, huellas de las decenas de cabezas que allí recostaron el último sueño de libertad en diez años.
Huele a grilletes. Huele a mujer recién violada, a niño atropellado. A mariguana. Doce bolsas pequeñas rosadas, dispuestas sobre el piso. Hay tanto alboroto. Yo me preparo para la audiencia y saco fotocopias. Calculo la cantidad de tóner, de hojas, el tamaño de las hojas. Quiero distraerme, hacer ruido mental. Cualquier cosa con tal de no escuchar a la señora llorar. "Anoche, no sé por qué, creo que estaba drogado o borracho, pero mi hijo se me acercó, se me puso encima y me echó mano. Me violó, mi hijo" Huele a ocho años de cárcel, a examen vaginal del médico forense. A guante de látex. Doce copias. Imprimo. Habla el padrastro: "legalmente yo quiero que lo encierren, no entiendo qué le pasa". Salgo. Las bolsas de mariguana, más señoras llorando. Abogados borrachos se pasean por allí. Buscan trabajo. Susurran al oído de los presos "yo te saco por quinientos". Cuánto pagaría yo por poder salir de allí y llamarte, contarte esto. Arreglármelas para explicarte que el mundo es un desastre hermoso cuando observo tu silencio y tus manos rodear un vaso, cuando te veo hacer literatura con los gestos, cuando tu presencia es como leer un cuento infinito.
Explicartelo sin que suene imprudente ni desesperado, sino como una verdad que me sobrepasa y endulza. Más allá del horror de las noches perdidas en un sótano.
Es tarde. O es temprano.
Son las 5 am.
El domingo huele a sol recién nacido.

21 comentarios:

XD dijo...

Me ha parecido un lugar tan encantador que voy a darme una vuelta por allí exactamente a las 7:55 de la mañana.

Miss Trudy dijo...

Yo fui por varios años interprete en las cortes de EEUU y de veras que uno se encuentra con lo más bajo de la y comienza a perderle fe a la humanidad. Desafortunadamente, los que le hacen daño a grandes masas de gente, como genocidas o estafadores de Wall Street, ellos nunca paran allí. La forma como describís las cosas hacen que uno pueda ver, oir y olerlo todo. ¡No es precisamente una bonita forma de comenzar la semana! Pero muy real.

MARIOMARCH dijo...

hay que estar allí, para entender que la realidad le gana muchas veces a la ficción. En éste, mi estimado, no se decirte si la ficción está tan bien amarrada a la realidad que no se nota, o si es la realidad la que nos hace volar la imaginación.
Igual, bien escrito.

Maria Andree Abadia dijo...

Señor Prado le quedó Espectacular. ¡Qué cumpleaños! Sabes los policías son los que más me llaman la atención, por las incontables historias que han escuchado, "las decenas de cabezas que vieron con el último sueño de libertad" (me encantó eso) - como para hacerles una entrevista/crónica/documental ... Incluso me quedé pensando en los olores de la sede. Ahh y antes de que sea temprano o tarde llámala/llámalo -

maalexandra dijo...

en los bajos fondos donde no queda mas que fumarnos la esperanza*
cuentale la historia, que aun pasadas las 5 am, se que querra escucharla, pero recuerda no dejar de lado los recursos literarios*


besosdulces*

Vania Vargas dijo...

Gran texto! Me encantó!

David Lepe dijo...

Uff compadre... tu pan de cada dìa.

paola guillen dijo...

al principio el lugar me parecio deprimente y triste, pero conforme avanzo el relato se transformo en algo totalmente diferente, igual como todos tus relatos lleno de sentimiento y reflexiones de la vida humana.

güichita dijo...

huele a sol recién nacido...suerte!

Prado dijo...

somos unos sadomasoquistas orgullosos mi Alex. no he de declarar más al respecto.

La de historias que has de saberte, Miss Trudy. Eso que describes es lo que me pasa: cada día debo inventarme una nueva fe. Lo vale, te lo aseguro.

Gracias Mario. Quisiera decirte que es sólo mi imaginación, pero no.

Gracias María Andreé. No fue en mi cumpleaños, fue este sábado.

los recursos literarios van implícitos en mi discurso, siempre, Maalexandra. que no haya preocupacion.

odiséico deber cumplido entonces, Vania. haré de esto una ilíada, faltan versos.

Amén, David, es lo que escogí. Adoro este trabajo.

gracias, Paola, saludos.

ese es el olor más refrescante que habrá siempre, güichita. para mí es la campana que suena. otro round ha comenzado. agua, golpea tus manos entre si y salta al ring.

BIENVENIDO A TU VIDA, ME DICEN LOS MEDIOS DÍAS. HAY DÍAS COMO ESTE, CUANDO UNO VIVE EN EL PRESENTE. BRINDO POR ESO, BORRACHOS DESDENTADOS QUE ME HAN ACOMPAÑADO EN LA TRISTEZA.

Sub-UrBaNa dijo...

Entre la tinta y las hojas hay un esoacio que se llama vida, el trayecto puede corto o una verdadera tragedia, el punto es que como sea: Es un recurso literario, por podrido, por escaso, por desolado, etc.
Si Julio Soza es tu padre, Juana de Arco debe ser tu madre, preguntale a ella.

PROSÓDICA dijo...

Me recordó mis días en los Juzgados de Primera Instancia Civil. HORROR total.

Se le extraña Aviador... allí se pasa en un tiempito libre tomándose un café a mi chamba.

Con lo de tu chica, yo digo que pueda que sea tan simple como agarrar el teléfono y marcar... pueda.

Abrazotes sin contabilizar. Excelente texto, me identifiqué a todo nivel con él.

PROSÓDICA dijo...

P.D. por cierto que me encnata la forma en que prestaste atención a los detalles en ella... gran plus, raras veces lo hacen los hombres. Ya con eso debiera hacerte caso, digo jeje.

Hozbelya dijo...

en mi tierra, escribir de esta forma se le dice: NO TENERMADRE... en el mejor de los sentidos. hacer que se erize el vello, un suspiro, y oensar que mañana podré leer el periodico,q ue al fin tendre el valor...

Patricia Cortez dijo...

Prado:
y, que decir después de ese baño de realidad, de entender que ni la mejor ficción le gana, de comprender mejor lo que se vive a diario en donde otros no nos entienden, nos exigen y nos juzgan el trabajo y no queda más que ponerle más huevos a la tortilla, total, mañana siempre llega.

los perros románticos dijo...

Estimado Sr Prado: es un placer leerlo.

daniela dijo...

En dónde te ha sucedido eso?
saludos..

DIANA dijo...

De algo sórdido haces que tenga un bello final...las ultimas frases estuvieron geniales!

Por cierto...me ha encantado la foto de inicio en tu blog!! de verdad que buena foto!!

Besos!!

Prado dijo...

Juana de Arco no es mi madre, dice. Es mi tía. Mi madre es Lola la Trailera. Esa sí.

En realidad no estoy harto. Porque la chica de la esquina, sha me trata bien, sha me la dá!!!!!!!

P. Abrazo.

No tengo madre, ni hermana. Bien, tengo madre y hermana. Me fascinan ambas. Las adoro. Mandan saludos.

es sólo un trabajo, el mío. un poco más irregular de horario que los otros, eso sí.

gracias por leerme lector agradecido.

Me sucedió el sábado dieciocho de julio en la torre de tribunales de Guatemala.

Abrazo Diana. Suerte en el conflicto.

la-filistea dijo...

God!
Que día. Entre responsabilidad, indiferencia, corrupción, miedo... toda esa mezcla de cosas. Una buena dósis de realismo guatemalteco.

Estrada dijo...

Por un momento sentí, que quien iba a la declaración era yo, fantástico detalle y precisa descripción, me gusta su literaturalidad.