6.7.09

Monachos, sábado

Era el segundo bar de la noche. La segunda cerveza con Arana. El primer trago se lo dedicamos a la muerte. Luego simplemente bebimos. Un tipo acompañaba con la batería las canciones que sonaban en el bar. Hacía el ridículo, como lo haría yo si lo intentara. Habría un concierto esa noche. Apareció un conocido de Arana, hablándonos de cine, ropa y lavado de dinero. Los chinos y japoneses eran su adoración. Él llegó por la banda, nos explicó que se llamaba la Fonola Full Color. Eran sus amigos, todos músicos formados por el Conservatorio Nacional. Eché un vistazo y entre los instrumentos había un contrabajo y un violoncelo. Prometía. Salieron a escena a la tercera cerveza. Tocaron en el diminuto escenario. Las primeras dos canciones fueron más de los nervios que de ellos. Pero luego se fueron aligerando y tocaron mejor. Resultaron armónicos. El bajista era un virtuoso, tocó el bajo eléctrico, el contrabajo y el corno francés. El guitarrista también lo era, también cantaba. El cantante, fuera de sus nervios que lo hicieron romper tres cuerdas seguidas, teniendo que ir a buscar el repuesto afuera, lo hizo bien. El baterísta iba lento a veces, pareció ser el menos recorrido de los tres, pero nada que la insistencia de la práctica no arregle. Eso se evidenció en la sesión improvisada que organizaron guitarrista, bajista y batería cuando el cantante salió durante minutos a buscar una cuerda al auto. La música tenía referencias de Nick Drake, Ben Harper y Kings of Leon. La letra es su punto flaco. Nada que no se arregle con sufrir, como dijo Arana. Terminaron de tocar. La cerveza también se agotó, cerraron el bar. Todo estuvo bien, menos los amigos del bajista sentados en una mesa, haciendo un alboroto,incluso mofándose de él. Voy a disculparlos por su inexperiencia. Debe ser la primera vez que ven a uno de ellos destacar. Yo sólo puedo aplaudir el entusiasmo de seguir creando. Y beber a la salud de la muerte, es decir, a la intensidad de la vida que es un adiós permanente

13 comentarios:

los perros románticos dijo...

Salud! yo invito una ronda de whiskys.

saludos.

Lena dijo...

Aplaudamos y bebamos, entonces...

(Ojalá un día juntos, claro)...

¿Te conté que cuando estudiaba me moría por un grupo de Guatemala?

Era muy difícil conseguir sus discos, imagínate, te hablo del 88.

Yo era cliente de una tienda de música que importaba los discos.

No los vendían.

Los grababan por encargo.

Yo llevaba mis tdk virgen de 60 minutos y ellos me grababan rock latinoamericano, bandas raras, música de difícil acceso.

El grupo de guatemala se llamaba Alux Nahual y yo cantaba (gritaba) sus canciones a todas horas.

Una vez íbamos en el coche de mi padre toda la familia.

Encendío el repro de música y sonó Alux a toda pastilla.

(Mi padre me prestaba su coche con la expresa prohibición de poner mi mísca en él).

No dijo nada.

Dejo que la cinta sonara unos segundos, oprimió eject, bajó la ventanilla y lanzó mi casette a la carretera.

Vi como murió destripado bajo las ruedas de un camión carga larga que llevaba ganado.

Mi tesoro de guatemala.

Mira todo lo que me has hecho recordar, Prado.

Mientras escribía esto me sentí abuelita.

Un beso enorme!

Lena dijo...

(perdona...mi cuento de clacle clacle quedó largo...

Otro beso.

Nancy dijo...

Brindemos, ¡pues!

David Lepe dijo...

Que interesante noche. ¡Salud!

Miss Trudy dijo...

A los grupos de jóvenes aun muy inmaduros muchas veces les hace sentir incómodos que uno de ellos destaque en algo que no es el rollo de los demás. Como dice la parábola clásica, el tonto se reía por que no entendía ... todos somos tontos cuando estamos aún verdes. Me hubiera gustado estar alli, linda descripción y me apasiona la música. Hay que apoyar a los que hacen el esfuerzo y ciertamente, uno puede criticar con respeto sin necesidad de mofarse.

Sub-UrBaNa dijo...

Feliz cumpleaños, feliz navidad y próspero año nuevo para todos.
De músicos no hablo.

Wendy García Ortiz dijo...

Sabés que justo eso último me incomoda. Los que en lugar de escuchar te interrumpen con sus carcajadas... Me ha pasado muchísimas veces desde hace años! Tengo amigos músicos a quienes voy a ver con mucha alegría, pero los ambientes en los que tocan, no me permiten escucharlos como quisiera.

Cuando encontrés un lugar en Guate, en el que pueda ESCUCHAR ese tipo de música en vivo, tomarme una cervecita o un vino y disfrutar del momento en paz, avisáme!

La ingeniero dijo...

beber a salud de la muerte, y siga igual. bueno ahortita vengo voy por un tequila...

saludos

MARIOMARCH dijo...

cuando se empieza, se cree que el entusiasmo puede con todo y no es así; solamente la calidad sobrevive.

Salud... parece que fue una buena noche de sábado !!!

paola guillen dijo...

monachos... uuuy me trae muchos recuerdos buenos y malos.....

Lester Oliveros dijo...

Yo creo que lo que destacó para mi fue tu texto, muy bueno. Saludos.

Vania Vargas dijo...

Subrayable frase de Arana. Buena crónica. Y claro, salú.