19.5.09

escritos de invierno




Te lo advierto, cuchillo

Mientras iba en el auto

comenzó a llover

como nunca había llovido en este invierno

llevaba puesto en la radio

un disco triste

porque tengo muchos así

y mientras sucedía la música y el aguacero

decidí

que voy a dejar que mi piel se arrugue

llena de manchas en las manos

que los dientes se me caigan

que los esfínteres no me funcionen y

se me olvide qué es una erección


Que al final sea el tiempo lo que me mate

y no vos,

Puta Tristeza



Primera Vuelta


Lo que no te he dicho de la lluvia

es que me recuerda a Panamá

ciudad

cuando emigré hacia allí

sin pensar en volver

tenía diez años

y nos mudábamos

con el padre de mi hermana


desde la ventanilla del avión

pude ver a mis abuelos y mis tías

llorar y decir adiós detrás del cristal del andén


mi abuelo llorando

fue el primer gran golpe que recibió mi alma

nunca nos dijimos que nos queríamos mi abuelo y yo

simplemente lo sabíamos

somos dos tipos duros, tú me entiendes

desde los diez años lo deduje

o quizá desde los siete

que yo sería un niño desalmado


llovía en Panamá

llovió los dos meses que estuve allí

el mar estaba siempre bravo

los cubanos jugaban béisbol en el patio

los viejos al dominó

la piscina vacía del edificio

llenándose de hojas y agua de lluvia

los vendedores de chicha gritando

el olor a salitre en mi habitación

la toalla que cayó seis pisos desde nuestro balcón

el arroz que incendió la cocina

y el día en que se inundó el apartamento


todos fueron presagios del desastre:

mi madre, mi hermana y yo

de vuelta a Guatemala

dos meses después

era el día en que elegían presidente, en mil novecientos noventa

yo lo recuerdo

en casa olía a pan recién hecho

y mi abuelo estaba contento

27 comentarios:

David Lepe dijo...

En estas ocasiones es cuando se puede culpar perfectamente a la lluvia, por todo lo que pasa en la cabeza...
Tu recuerdo lo sentí muy vivo.

Wendy García Ortiz dijo...

Me gusta cómo se deja sentir la rabia entrelíneas. Sutilmente. Hasta se siente bella.

Nicté dijo...

yo prefiero la lluvia entre las sábanas, presintiendo la pequeña muerte, a la que voy a enfrentarme, la única que me gusta, la que quisiera compartir
contigo

Alfonso dijo...

Hay que inventar la verdadera eutanasia... ¡Quizá una sobredosis de alegrín!

güichitalinda dijo...

citando: "Que al final sea el tiempo lo que me mate y no vos, Puta Tristeza"

Nancy dijo...

Qué tremendo ese amor que descubres que siempre ha estado guardado en tu pecho, pero que aflora en el momento de una despedida. Al menos regresaste y hubo reencuentro.
Me encantaron los versos que rescató güichitalinda, pero no lo suficiente como para alejarme de mis ideas suicidas. Pero bueee, falta tanto ¿o tan poquito?
Apapachos, Prado.

Anónimo dijo...

Carajo, cómo pudo pasar tanto tiempo sin que supiera yo que existía este su sitio tan suyo.
Estoy leyendo desde el post 1.
Luego le platico.

Entusiasmados saludos,

Arnoldo G.

۞ lu ۞ dijo...

ke rico ese frio ke se te cala hasta los huesos...

y te hace sentir,


un abrazo

David Samayoa dijo...

El hogar del peregrino no esta en el nido, esta en el cielo...

Prado dijo...

creo que está más vivo de lo que pensé, David. Pero culpemos a la lluvia.

Agradecido, Wendy. Si, la rabia.

Nicté: me estás ofreciendo un nicho?

cómo será una sobredosis de alegrín me pregunto. será como la de coca?

me gusta cuando me citan. Güichitalinda. me recuerda a mí.

santo señor, Nancy. Sacúdete las ideas suicidas bailando un cha cha chá.

ve pué estimadísimo Arnoldo, un honor, solicito rescatemos de inmediato aquellas nocturnas reuniones donde su merced nos llamaba pedestres.

abrazo a tí también Lu.

órales D. sólo frases.

sálvese quien pueda. lo digo otra vez.

ahi nos vidrios.

(los miércoles me ponen coloquial)

Nicté dijo...

la petite mort, no es la muerte definitiva, aunque se le parece...

Animal de Fondo dijo...

Creo demasiado en tus facultades como para decirte que los versos están bien. Los versos están bien, muy bellos, pero los poemas creo yo que admiten otra vuelta de tuerca.
El primero necesita elipsis, concentrar la idea en menos versos. Con las manchas en las manos basta; los tres siguientes versos no aportan nuevo contenido, por lo que debilitan la expresión. Decía Zóbel: En pintura, lo que sobra, estorba. Claro, junto con eso, el resto está espléndido: "sucedía la música y el aguacero" es magnífico.
Con respecto al segundo poema, me parece más una acumulación de materiales para un poema. Lo personal no importa, sino como cauce para lo universal. Ya comprendo que no es fácil; yo no sabría hacerlo, pero hay mucha diferencia entre sentimiento y emoción. Y lo que hay en la emoción más allá del sentimentalismo son los dos hombres callados; poco importa que sean abuelo y nieto. ¿Puede ser?
Me perdonarás que te diga todo esto.
Un abrazo.

Prado dijo...

ahora sí entiendo, Nicté.

Se lo perdono y se lo agradezco, Sr Animal de Fondo. No es difícil ver que no soy poeta. Y que la poesía no me brota. Me va lo de narrar. Así que cualquier consejo es bienvenido. Y los suyos son útiles. Ahora, me queda experimentar con lo que usted dice.

Gracias.

Animal de Fondo dijo...

Como hemos vuelto al usted, aunque no a la sintaxis, diréle que si no pensara que es buen poeta me habría callado.
No sé si le brota, pero el caso es lo que se escribe y me temo que el otro Julio, Cortázar, tiene bastantes poemas peores que los suyos.
Pero es que muy pocos pueden escribir poesía y hacerlo creo que es uno de los gozos más grandes que proporciona la vida a los que escriben y a los que leen.

Prado dijo...

jajajajajaj

pero él también aceptó su falta de poesía. les llamó prosemas no?

La ninfa dijo...

Me inquietan todas las imágenes de aquellos dos meses. Son tristemente dulces, y, tal vez, estoy tomando ya algo prestado de Cortázar, cuando escribió sobre su Nicaragua en armas. Por supuesto que aquel libro de Cortázar era político, aunque violentamente dulce. Tu poesía también admite una lectura política, querido amigo.

maalexandra dijo...

mi abuelo y yo tambien sabiamos, aquella noche que murió cuando nos miramos por ultima vez, que yo sería un desastre*

cuando llueve fuerte se silencia un poco el llanto de mi corazon*

besosdulces, ni hablar si encuentras una calle vacia avisame y nos reuniremos alli, no acepto objecion alguna*

Patricia Cortez dijo...

rabia ante la muerte, ante la propia muerte o tal vez ante la posibilidad de provocarse a si mismo la muerte
doloroso y bello

E. Cárdenas dijo...

"hablando de deformar el idioma. una vez vi un poema escrito en lenguaje de mensaje de texto. lástima que era tan malo e idiota, porque la idea era buena."

DIANA dijo...

Te consideres poeta o no...

atrapas con tus letras, y la forma de expresar tu sentir.

Es un placer leerte...

Saludos!

A do outro lado da xanela dijo...

volver sin nada salvo cargas (físicas o de las otras) y encontrar que hay quien se alegra de volver a recibirte...

¿qué más se puede pedir?

(si, ya sé, muchas otras cosas... pero no seamos egoístas).

Beso!

iL Hell Dogma dijo...

me identifico con este escrito

violeta c dijo...

Mil gracias!!

Prado dijo...

Lindo Ninfa, que hagas lo que quieras con lo que escribo. Deja de ser mío cuando lo publico y es de quien lo lea.

Calles vacías. Interesante. A mí me sucede lo contrario: la lluvia me alegra, pero como llueve tanto, luego viene también la tristeza. Son sensaciones hermanas. Abrazos Maalexandra.

Gracias Patricia, ha entendido usted lo que quise decir.

Sr. Sra. Srita. Cárdenas: Gracias por leerme en todas partes. La cuestión es, qué decía ese poema, escrito en lenguaje de mensaje de texto, para que recibiera de mi parte un juicio tan moral y severo?

Gracias Diana. Hay una conexión de doble vía, entonces. Saludos.

Eso es lo que pido, Xanela, eso.

Salud entonces Dogma. Qué suene la rockolla.

Por nada, Violeta.


saludos domingueros queridos y queridas bloggers. me retiro a mi hora espiritual, en la cama, viendo como el sol de las siete am ilumina la pared izquierda de mi habitación.

Alfonso dijo...

Ese animal de fondo sí te tiró duro, pero bueno, siempre he creido que una pedrada es saludable de vez en cuando, saludos.

More dijo...

Buen´simos estos poemas, JR, buenísimos.
Me quedo con el primero.
Saludos y cariños.

Kevin dijo...

Simplemente maravilloso.

Saludos.