18.4.09

Calle

hay que ver los ojos de un borracho, mientras se sienta a ver pasar los autos, para entender que el mundo contiene una infinita tristeza. Inexorable, inefable, la causa radical de la hermosura.

11 comentarios:

maalexandra dijo...

ves una luz que dificilmente se consigue con la sobriedad*

besosdulces*

Prado dijo...

veo todo.

El Dilema dijo...

profunda el texto Prado, esta buenisima

El Dilema dijo...

perdon es profundo jeje

Nancy dijo...

yo mejor me callo

PROSÓDICA dijo...

Tomé una foto igual del mismo bar jajaj. Me gusta la foto como header.

Já! tiene usted razón, y es que la tristeza cuando es bien llevada, se ve tan bien bella.
abrazos Aviador.

PROSÓDICA dijo...

P.D. quise decir "también" bella

Quillén dijo...

Coincido.
Plenamente.

Prado dijo...

Gracias Dilema y Prosódica, las fe de erratas se tienen por impresas. La foto me gusta también, obvio yo la tomé.

ídem en cariño, Quillén.

iL Hell Dogma dijo...

cuando yo estoy borracho no veo los coches pasar, me la paso contando cuantos tragos llevo y cuantos me faltan para ahogar mis penas.

lu! dijo...

y no se por qué pero a mi eso me da paz, es raro pero cierto.

bueno esto que escribe,

saludos

lu!