19.1.08

Anciano

El otro día pasé a tomarme a un café a uno de esos lugares, extraños por cierto, donde se reúnen usualmente los viejos a platicar de política, enfermedades comunes y soluciones geriátricas. Ese tipo de cafés, donde se sientan los amigos a ponerse al día de los fallecidos. Me gusta tomar café allí. Siempre me he comportado como si tuviera setenta y ocho años. Con el mismo entusiasmo, me refiero. Y a los adultos mayores nos gusta platicar. Mi vecino de asiento sobre la barra, por ejemplo, era un conversador. Estaba impecablemente vestido, con saco, corbata y camisa inmaculada. Hablamos, de casi todo, hasta que llegó el punto en el que sobrepasé los límites de la discreción y le pregunté si trabajaba en los alrededores. Entonces, el tipo, me dijo que se había jubilado hacía quince años. Que trabajó por allí, en la misma empresa, durante unos treinta años. Y que desde el primer día que se ausentó a sus labores, no ha podido dejar de levantarse a la misma hora, ponerse el saco, la corbata, la camisa e irse de casa, donde deja a su mujer, para llegar a la sede de su antigua oficina, que ahora no es más que un edificio abandonado. Entonces se va de allí a caminar o a tomarse un café. No he podido deshacerme de la rutina dijo, si lo hago me muero. Era una de esas cosas, que no esperas oír y que te empujan a un abismo crítico. He pasado semanas pensando en ello, porque creo que yo soy en potencia, alguien cuyo único asidero al mundo real es la constante repetición de los mismos actos sin sentido. Especialmente cuando marco mi tarjeta de asistencia en la oficina. Quizá por eso me entretengo buscando esos momentos luminosos en los que se rompe la rutina. Para mirar desde el filo. Para saber que estoy vivo. 

30 comentarios:

ricardo flores dijo...

Pienso en la llamada de un amigo que se repite día tras día para convencernos por el auricular que ese día es distinto al otro. Es el mismo amigo, el mismo teléfono, el mismo mensaje que nos convence. Cortar y esperar la siguiente llamada, al otro día, es un solo gesto rutinario.
Saludos,
RF

Nuci-tah dijo...

Y es que, todos los dias podrian ser iguales. Suerte que podemos ver las cosas de diferentes maneras no?
Saludos

More Baker dijo...

El mito del eterno retorno.
Al parecer a esta especie la caracteriza algo que es aterrador, pero a lo a que uno tiende a acostumbrarse (me imagino) y esto es: to es circular.
Dicen que cuando uno es así adulto, entonces comienza a comprender la rutina, el mismo pasar de las mismas cosas. Sorprendida estoy.
Un abrazo amigo.

Filistea dijo...

Nunca lo había visto de esa manera, que uno parece que lleva un cuadro con pasos a seguir y una llamada puede hacer la diferencia. No cualquier cosa tiene 'el poder' (digamoslo así) de sacarte del círculo, pero los amigos, esos si que pueden.

Saludos .

manly dijo...

Que necesitemos de unas costumbres más o menos cotidianas para el bienestar general es algo estudiado y reafirmado ya por los especialistas, pero de ahí a que hagamos monótona la vida es otro tema.Lo suyo es lo que tú cuentas: dentro de nuestras costumbres dejarnos llevar por la incertidumbre de lo inesperado.

mujer del traje gris dijo...

Y es entonces cuando se piensa en la importancia de esos pekeños detalles, no? Pasa todo el tiempo. Imagina perder el sentido de la novedad, el aceptar ser dirigido siempre por patrones. Vital que lo sepas identificar.
Asi ke enhorabuena :)

Oye, ya te dije que escribes rikisimo??
Linkeado n mi blog kedas :)

Oswaldo J. Hernández dijo...

La inercia existencial: ni vivo ni muerto. Adornemos, barnicemos, esculpamos, chapuciemos la piedra de Sísifo.

Prado dijo...

no tengo amigos, casi, Ricardo. Y en general no comunico cosas íntimas con la gente, al menos no de viva voz. Y cuando sucede, para mí, es siempre una sorpresa, de las agradables. cual bomba de felicidad que estalla en la cara y se convierte en sonrisa. esperaba con ansias tu próxima entrada, enseguida la leo.

si alguna cultura rompió el esquema de la historia como una esfera pesada, fueron los judíos. le dieron progresión. y tal irrupción fue herencia para los cristianos. aunque a veces parece ser de lo más falso. la conexión con el prójimo (ese instante atemporal en el que uno se encuentra con alguien en lugares comunes, sentimentalmente hablando) es al final una puerta de escape. Como la oportunidad de bajarse del carrousel, de huir de la música, las luces, tomar un camino personal. y a veces uno está demasiado enceguecido por esas luces y no ve la puerta, mis queridas nuci-tah y more baker. poetas ambas, compañeras.

por eso, los amigos pocos, filistea. no cualquiera puede entrar a tu casa sin querer derrumbarla.

dejarlo fluir manly, es un gusto leerte, y mucho más que pases por acá.

gracias, mujer del traje gris. Vital es, estás en lo cierto. En todo caso, un ser sin asombro, merece ser nombrado con un epitafio.

esa es la idea, oswaldo. y también no olvidarse de eso.

MACARIO dijo...

Creo que yo estoy al revés, mi vida entera parece ser una inmensa secuencia de sucesos al azar.

A do outro lado da xanela dijo...

melancolía... tantas veces denostada y aborrecida... pero tan necesaria a veces para no perder la cordura...

y es que somos animales de costumbres

Quillén dijo...

Me quedé pensando en eso de ser una persona joven pero con alma de 68 años... Hace poco alguien me dijo que tenía el alma vieja, y eso, lejos de ofenderme, pues no era la intención, explicó muchas cosas de mi vida. La rutina es algo que mi mente no admite. Realizo mis quehaceres como cualquiera pero mi mente vive en un eterno viaje, sueño, divague...

niobe dijo...

Lo bueno de la vida son las sorpresas que te va dando aunque si son positivas , mejor, claro.
Lo malo es que el ser humano es un animal de costumbres al que le dan miedo los cambios.

satira dijo...

Hay que romper la rutina si no , no tendria sentido nuestra existencia seriamos nada mas que robots ....

Pd buen post como siempre

saty : )

PROSÓDICA dijo...

lo bueno de las rutinas es que nos mantienen ocupados...no nos da mucho chance aveces de perdernos en tonterías, al menos que sea una rutina totalmente desagradable para nosotros.
Me encantan las sorpresas!!! juro que todos los días me levanto pensando que tendré una...y aunque no llegue, el rush de esperarla es linda.

abrazotes pues

The Black Wizard dijo...

comparto tu entusiasmo por la vida, tengo el entusiasmo de levantarme todos los días como el de un anciano de 99 años, la rutina es dura te absorbe y cada dia pierdes mas de ti si te atreves a seguir vagando en ella, lo que nos recuerda a veces que la vida vale la pena es poder romperla con actos como la llamada de un amigo, el conocer a alguien en la calle, o compartir tiempo solo para uno disfrutar tu propio ego

13lack dijo...

Es dificil romper un habito..yo vengo creando mis rituales casi desde que naci y el romper con uno de ellos se siente como si alguien se llevara todo el oxigeno de la habitacion...pero definitivamente..necesito que la vida me sorprenda..eso es lo unico mas fuerte que mi neurosis.


Besos

Fiamma dijo...

Primera vez que te visito y quería dejarte un saludo y una felicitación por tan interesante blog!!!

CHC dijo...

Mi vida esta llena de anecdotas. No se si todos los dias me pasa algo para contar, o son tan detallista que me fijo en todo y ando viendo que fregados escribo. Ya es parte de mi.

Muy interesante tu post, y este Blog tambien. Tuanix.

Buttercup dijo...

Mejor huir de vez en cuando de la rutina para que no habite en uno mismo y llegar a tener dependencia de ella.Buena reflexión la tuya.
Un abrazo.

SuB-UrBaNa dijo...

A mì esto me huele a -Tregua-. Y en seguida me imagino a un montòn de gente que escribe de esta forma y en estos espacios sentados en la misma barra. Quizàs no para un cafè sino para un Vodka. Varias cajas viejas llenas de objetos insignificantes que nos transportan a la nostalgia.
Pura nostalgia.
!Pero què ganas de ronmperte la rutina! ( lo debo decir)

Mario Bárcenas dijo...

la rutina te mata... pero a veces es tan necesaria....no sé.. que exelente escribís.

saludos.

Allek dijo...

Paz-Ciencia..!!

Ana (...) dijo...

No sé si te lo he dicho antes o no ((dudo)) pero al leerte siempre lo primero que pienso es si el texto será verdadero (aquello que cuentas) o pura literatura de tan bien detallado que está...
De ser cierto he de decir que yo viví eso con la jubilación de mi padre hace unos años, y es bien cierto, como un reloj se levanta y como un reloj se acuesta aunque no haya labor a desempeñar pero aquello que marcó su vida los últimos mmm 50 años le siguen marcando las horas actualmente... es bien jodido pero cierto.
Y tienes razón, qué sinsentido, no?, que acabemos atados a este tipo de absurdos...

Ana (...) dijo...

...y sin pelos en la lengua he de decir que de nuevo tu portada es bien chunga. Creo que ese tipo nos odia a todos nosotros. A veces, maldigo a mis ojos por ver aquello que no tengo pensado...
:-)

The Whisperer dijo...

La seguridad de la rutina, ciertamente da miedo; el saberse incapaz de romper esquemas, la incertidumbre de lo desconocido, curiosamente, el tratar de romper la rutina también puede convertirse en una...

anamorgana dijo...

Cada día amanece para sorprenderte, aveces agradablemente otras, te dices- dios porque no me quedaria en la cama. Pienso que la rutina es facil de romper, aunque ami no me guste, sobretodo que venga alguien y me la rompa, despues digo que bien, aveces...besos
anamorgana

anamorgana dijo...

Al que sacó esa foto se quedó a gusto, lastima que sea real
anamorgana

mery dijo...

Tal vez te interese visitar una página que encontré muy útil. Es para aprender inglés en línea. Además tiene diccionario y traductor y todo totalmente gratis. Trae lecciones en audio y pronunciación figurada.
Te dejo la dirección por si te interesa, a mi me pareció muy buena:

http://www.ingles-curso.com

que tengas un lindo día!

Dilema dijo...

La monotonia nos puede tomar por los huevos pero la diferencia la hacemos con ella o sin ella...

PD: buen post brother seguire pasando mas seguido

Cherrycola dijo...

Asi es, aveces nos envolvemos en una rutina tan asficciante!!. tanto asi, q nos daña el subconsciente!!