28.1.08

I’m looking forward to joining you, finally

Justo como un animal domesticándose. Así me siento, echado en la acera, al lado de la mujer que toca el acordeón. Es ciega y poco virtuosa con el instrumento. Toca una canción absolutamente melancólica con la torpeza de un diletante y eso me tiene fascinado. Y mientras la oigo tocar, pienso en la maldita foto. Acabo de toparme con Verónica en el diario. Abrazándose con otras señoras, porque Verónica ahora es eso: una señora, de brazos gordos que abusa del fijador y de los tintes. Pero no pude, por más que quise, sentirme gratificado con la vida. Es que me da por pensar en la absoluta facilidad con la que me deshago de la gente. Aún sin pensarlo. Como lo hice con Verónica, en su tiempo. Y me gustaría saber qué ganaría mi vida si no fuera tan insoportablemente nihilista. Pero sólo es un deseo descartable. Me gustaría, en todo caso, que esta ciudad no fuera una herida abierta, y que este que camina, no fuera yo, sino mi sombra. Y que los lugares se lanzaran al olvido, tan fácil como las malas noches en la cama y que, por dios santo, en todos los malditos cafés donde estuve feliz y acompañado, fueran demolidos e incluso dinamitados, y en su lugar se edificaran monstruosas torres de oficinas, atestadas de abogados y psiquiatras. Para que la gente a la que he defraudado, tenga un amigo donde acudir. Como lo tuvo Verónica en su tiempo, cuando me acusó con su terapista de maniático depresivo. También de narcisista —lo olvidaba—. O como cuando llegó con su abogado y me quitó la mitad de mis cosas. Incluso de mis libros, que estoy seguro quemó junto a nuestro abstruso pasado. Pero nada de eso va a pasar. No mientras siga escuchando a la mujer tocando su acordeón. Y, maldita sea, no tenga ni una moneda para darle a modo de agradecimiento.

29 comentarios:

A do outro lado da xanela dijo...

¿Es mejor sentir o no hacerlo? ¿Padecer o permanecer impasible? No estoy en el mejor momento para contestar: andaré hoy por la ciudad en busca de alguien que toque un acordeón... Si lo encuentro, te comento lo que he sentido yo.

Gran texto, me ha encantado. Un saludo!!

MACARIO dijo...

tsss no mames!! me recordaste a Neruda! y eso es ya mucho decir..

Ispilatze dijo...

por dios (disculpa, pero en mi caso es poresediosenelquenocreo) que me has conmovido. Desde este lado del charco... qué difícil se hace imaginar algunas cosas "al otro lado". Y de pronto, alguien te abre la ventana, los ojos, el alma. Y se te estremece.
Seguiré leyéndote: difícil no hacerlo.
(me propongo dejar un ratritodelink...)

Quillén dijo...

Cuánta carga que tiene tu escrito. En pocas líneas toda una historia, infinidad de sensaciones. Un equilibrio justo entre lo que se dice y lo que se deja entrever. Muy bueno. Y siempre algún personaje que todos podemos reconocer... muy observador usted señor Prado.

PROSÓDICA dijo...

Me suele pasar con vos muchas veces que no se qué comentarte...por que pienso justo lo que narraste, entonces sería como redondar en lo mismo.

Me gustó. Me ha pasado mucho eso de ver un "cuadro vivo" y desear estar un poco más viva para merecerme lo que tengo.

Abrazos vos y no te desaparezcas tantito, no jodas!!.

anamorgana dijo...

Me ha conmovido.escribes de cojones,hace que todo pase ante los ojos y te imaginas todoeso.
anamorgana
salugos

Dilema dijo...

el que uno este bien no sirve, hay mas broncas alrededor, melancolico escrito lo lei escuchando 1979 de los Smashing y me pego...

PD: no hace falta imgane en tus escritos todo va pasando por la mente

More Baker dijo...

A mí me gustarían todas esas cosas que a tí. Muchas veces. Y ni siquiera la señora del acordeón!!
Y después me detengo a pensar en esa escena de la película Vanilla sky: una calle desierta y todo detenido. Yo la única del mundo. Me da escalofrío.
Qué acostumbrados estamos al vació, no?
Un beso para tí. Y al diablo Verónica.

Filistea dijo...

¿Como por donde está la señora del acordeón?. Yo la quiero ir a ver y pararme a escucharla, a ver si de pronto bajo el canasto que me ando cargando.

De acuerdo con Dilema, no hacen falta imágenes en tus textos.

Saludos.

The Black Wizard dijo...

yo escribi acerca de la dama del acordeon hace poco, y fijate que me dio una sensacion parecida a la tuya, preferi callar y que sus sonidos se volvieran parte de la melancolia urbana y tambien no tuve una moneda para darle, la herida abierta esa frase para describir a Guatemala te quedo tuanix... maestro escribis sumamente bien.. un saludo del lado negro de la prensa

CHC dijo...

Primeramente, quiero felicitarte porque eres un excelente escritor. Me recuerdas a los grandes.

Segundo. Me pregunto y te pregunto (Y al Black tambien), ¿por que sera que no tenemos el valor suficiente para no solamente ver a la "Señora del Acordeón" y sentarnos a su lado, llevarle un plato de comida, tomarnos un cafe con ella, que nos hable de su vida y tratar de ayudarle de algun modo?

A veces nuestros problemas cotidianos personales, nos hacen pensar que solamente podemos ver y lamentarnos por el dolor ajeno. O ¿sera que simplemnte, nos da pena que los demas nos vean sentados al lado de una persona que pide limosna en la calle?

Cosas que me pregunto todos los dias, y muchas veces me recrimino.

Prado dijo...

XANELA: esperaré por tu comentario. en esencia eso quería transmitir: andar por la ciudad. vagar. oír las calles.

MACARIO: te pasaste, Neruda, muchas gracias. Lo bueno es que no puede volver de su tumba para renegar.

ISPILATZE: nada que disculpar, por favor! bienvenida a América Central.

QUILLEN: sabes que tus halagos me enorgullecen. porque pienso que eres una gran narradora. un abrazo.

PROSODICA: un abrazo también, amiga, colega, poeta. He decidido escribir sólo cuando de verdad me urge y a veces, me urge más leer, o hacer otras cositas (como dice tiernamente mi abuela)

ANAMORGANA: se te aprecia mucho por aquí, eres siempre bienvenida, viajera, filósofa del desencanto, generala del ejército de valientes.

DILEMA: Smashing Pumpkings es una de mis bandas usuales. Esos discos, los de Mellon Collie and the Infinite Sadness son de mis favoritos. Especialmente 1979. Nací en ese año. un abrazo

MORE: Esa sensación me resulta familiar. Pero a mí no me asusta. Me obliga a pensar... un abrazo.

FILISTEA: La señora está sobre la décima calle, entre séptima y sexta avenida A o callejón Tasso Hadjidoudou. O donde quieras que esté. Un abrazo de los fuertes.

BLACK WIZARD: Tenemos varios puntos coincidentes, la nota, es una de ellas. La facultad de Derecho de la URL es otra. Es increíble lo que uno para haciendo, no?

CHC: Gracias. Ahora bien, como llevo trabajando casi siete años en el centro de la ciudad (Guatemala, Guatemala) puedo decirte que he conocido muchos de los vagos que por allí deambulan. Es más, llegué a entablar conversaciones interesantísimas con muchos de ellos. E incluso, los vi el mismo día de su muerte, algunos de hipotermia, otros de sirrosis, etc. Pero de verdad, no vale recriminarse, porque si bien no es así todas las veces, la mayoría se trata de gente que como un tren, partió y no lo vas a detener, sólo puedes ver como avanza, a veces en silencio, pero estar ahí, es lo que cuenta.

satira dijo...

Hoy si llegue de ultimo en fin ya no se me ocurren mas alagos para estilaso literario que te endas tirando ya hasta me gaste los de mi libro de piripos y esque solo quedan bulgarotes jajajaja

PD. como siempre magnifico

saty ; )

sirako dijo...

buno, hiciste este post y si lo leyera, la mujer del acordeón se sentiría agradecida con tu agradecer.

Black Panero dijo...

A cuantos terminamos defraudando con el correr del tiempo. Y a cuantos dejamos de darle una moneda!! Maldita sea.

SuB-UrBaNa dijo...

Justo vengo del cafè al que voy todos los Domingos por la mañana. En su lugar no habìa un acordeòn disonante, sinò un hombre que con su silencio me derrotò por completo. Y no pude hacer nada. NO quise. Aùn traigo el cafè en la garganta.
Explìcame lo de la esquizofrenia.

Oswaldo J. Hernández dijo...

Comentaré la prosa. La prosa que huele a calle. Alguien ha dicho por allí que existe la Urbanomancia y estoy de acuerdo.

More Baker dijo...

A ver Julio, tú insistes en mortificarme con tus irnonías?
Qué clase de recuerdos son estos?

Cecilia Lisbon (as the teenage drug customer) dijo...

Grandioso título de post.

Siempre he pensado que deberían destruir todos esos sitios en los que he pasado estando acompañada de alguien que en ese momento era lo único y que ahora es igual de especial pero el doble de doloroso. También deberían eliminarse canciones y películas que hacen que la herida escueza aún más.

The Whisperer dijo...

El olvido, ese se esconde cuando más se necesita, siempre atrás de algún objeto que nos hace recordar; coño, las separaciones deberían ser más sencillas, es cierto cuando dicen que del odio al amor hay un paso, y eso es una calle de doble sentido, queda de cualquier modo; el saberse aún ahí, quizá maltrecho ó con frío, pero permanente.
Aún cuando quizá la mujer toca para recibir algunas monedas, creo que la atención es muchas veces suficiente paga, le hubieras dicho todo lo que te ha hecho sentir; eso seguro hubiera logrado una sonrisa en su rostro :-D
Un abrazo.

Ana (...) dijo...

Ay jod** yo me quedo sin palabras porque me llevé un impacto tremendo al ver tu nueva portada y después leyendote aqui con la señora del acordeón como que yo misma la imaginaba a la señora en sus cosas, calle arriba y calle abajo, en esas mismas calles que ilustra la portada. Y terminé de leerte y me quedo sin palabras.

((te la robo, vi que es de madrid y me surgió una necesidad, me la llevo, si?))

caborca dijo...

Me gustó, evoqué a muchos que he visto por las calles con guitarras, con acordeones, y así hasta que llegaron -mejor, conocí-los que simplemente golpean un objeto cualquiera. Los que son inexplicables.

Prado dijo...

sátira: muchas gracias.

SIRAKO: buen punto.

BLACK PANERO: si juntara en tiempo y espacio a la gente que he defraudado, llenaría un estadio y todos corearían mi nombre junto a improperios indecentes. Pero de eso se trata fijar una posición.

SUBURBANA: es como cuando te asaltan y te quedas impávido. y a mí me han robado la fe en el prójimo.

OSWALDO: el que dijo eso es un sabio y un profeta y habrá que seguirle.

MORE: lo siento. sólo recuerdo las cosas que pasan cuando los obstinados agarran las armas.

CECILIA: tu comentario me recordó la película de Gondry, Eternal Sunshine... si se pudiera!

THE WHISPERER: i'll try.

ANA: llévatela. igual yo me la robé. con el permiso de Capa, digo, la estoy usando con fines didaticos :)

CABORCA: La calle como galería urbana. eso es...

The Black Wizard dijo...

si puntos coincidentes varios, la facultad de derecho de la url, no se vos pero yo si la odio con toda mi alma esta repleta de todo lo que detesto, pero en fin increiblemente uno para donde nunca imagino en esta vida, saludos

A N D A L U Z Z dijo...

me gusta eso de insoportablemente nihilista.... pero creo que son soportablemente interesantes y bellos tus textos.-
saludos

mario dijo...

cultivar jardines

m

A dijo...

Cielos! cuanta humanidad (y no, nunca, de la manera despectiva)

Gracias por postear al publico en general, particularmente lo agradezco.

Besos dominicales
A.

Prado dijo...

BLACK WIZARD: No me afecta en lo absoluto. Es sólo un lugar por el que pasé. En el que incluso hice un par de amigos. un abrazo.

ANDALUZZ: Gracias. Paz.

MARIO: ese podría ser un vicio, también. saludos.

A: Gracias. Besos.

Cherrycola dijo...

Me gusto!! sobretodo eso de las demoliciones de los lugares donde una vez fuiste feliz!!! por mi mente eso ha pasado!