15.8.13

Feria

La otra mañana Dios era un nido para pájaros que no saben volar
se escondía en el follaje de un árbol fucsia creciendo sobre la arena. 
Es la feria de la ciudad y se le persigna en los cuatro ejes viales
con bombas que estallan en el estómago vacío del cielo. 
Anoche vi la ciudad vestida de neón
quise ser una mosca muriendo alada en su azul magenta
renacer feroz silencioso y pequeño. 
Esta ciudad quiere volver a nacer del vientre de una virgen. 
Trae puesto su vestido de sangre. 
Esta fiesta usa a los músicos sin manos. 
La partitura de esta ciudad fue hecha por sordos.
Hay un monumento a cada metal conocido por su filo cortando los parques. 
Guatemala es una bestia escondida debajo de mi cama. 
Esta ciudad me ofrece amor y muerte en la misma mano. 
Tomo lo que me ofrece
porque me muevo con la curiosidad de un niño. 
Tengo mis propias alas de mosca llenas de prismas. 
No necesito un nido. 
Todo en esta ciudad es atroz,
y nadie sabe dónde doblan las esquinas. 

No hay comentarios: