11.12.10

Manifestación Pública

No son buenos tiempos para los soñadores. La realidad nos apunta con toda su artillería. En el silencio de mi casa, he visto a mis vecinos asistir al funeral de sus sueños. Sin embargo, en las calles donde los niños juegan a disparar, sigue amaneciendo. Un esplendoroso sol ilumina las habitaciones oscuras de los hijos ausentes. La televisión nos grita familia y yo sólo puedo responder ausencia. Hay un cielo inmaculadamente azul. En las calles todo son manchas de tinta desdibujándose. Cuando se borren las palabras que nos nombran, sólo quedará nuestra imagen: unos pequeños con mirada de asombro y ese día, celebraremos. 
Esta noche, el cielo arderá con la fiebre de la pirotecnia. Es una liturgia para los pobres marchar desde sus casas, desde los barrios duros, hasta el mejor puesto. Yo los he visto, he caminado con ellos, para ver sus sonrisas incompletas de dientes, iluminarse con el rojo brillante del cielo.
Si algo quisiera es que todos pudiésemos volver a ser niños y oír nuestro corazón latir, siguiendo la música de una canción que salga de voces nuevas, mientras jugamos a una ronda donde el tiempo tenga prohibida la entrada.
Borrar nuestra tristeza, recibir todos los abrazos perdidos, darnos todos los besos como si fueran el último o el primero, como si sentir fuera la única opción.
Que la razón sea  descubierta en toda su cobardía, como el dedo que acaricia el gatillo, del arma que apunta a nuestros sueños.  

8 comentarios:

Engler dijo...

ese día Prado, ese día...

Luisa dijo...

Maravilloso, como siempre Julio.

Un abrazo fuerte!

Miss Trudy dijo...

Wow. Sin comentarios, pero sentimientos positivos.

Allek dijo...

hola! pasaba a desearte felices fiestas!
un fuerte abrazo!

Silvia Fortin dijo...

Genial!! hace algunos dias mis sueños me hablaron, no sé, si aún viven o son sus fantasmas...

un abrazo Julio!

Prado dijo...

Gracias, los quiero.

Fabrizio Rivera dijo...

si... un dia de esos, de esos de cielos azules. las lineas tuyas Prado son una foto, de esas fotias de 3.2mpx.

Saludos!

Goathemala dijo...

Lo dicho anteriormente, genial. Pongo tomo mi esfuerzo en que las hebras que quedan del niño que fui no acaben volando a golpe de malas noticias.

Un abrazo.