18.1.10

Vacanza

Llevo dos semanas de vacaciones. No planifiqué ningún viaje esta vez. Me voy a mudar en una semana. Se trata de un nuevo apartamento con un balcón que tiene una vista de las montañas del sureste de la ciudad. Y del volcán, inevitablemente. Volverán mis cosas a las cajas y con ellas, mi vida. Yo pensaré en mi caja. Pero antes que eso pase, dejo que el tiempo pase lento por las mañanas. Reviso mi correo. Es una afición esto de leer mis mails. Casi a diario, desde hace dos años, recibo correos de un tipo que no conozco. Intenta evangelizarme. Leo sus correos siempre. Alguna vez habla sobre la Virgen, otra vez sobre la limosna, en otro me da consejos de cómo confesarme; es un tipo preocupado por mi alma. A mí los religiosos me dan un poco de envidia. Los fieles que entregan su limosna en vivo por la televisión, llorando, me conmueven. Quisiera tener esa fe. Y los religiosos que toman el dinero de los pobres para glorificar a Dios, me provocan admiración. Quisiera ser tan tenaz como para tomar algo que no es mío en nombre de otro que no lo ha pedido. Y también está el tipo de los mails. Los últimos, debo confesar que me perturbaron bastante. El primero de esta serie, contiene una foto donde bautizan a un niño y mientras cae el agua, se forma una cruz atada a un rosario de gotas. No sabía si tenía que arrodillarme frente al ordenador, o al menos, si eso era lo que esperaba Noel, que así se llama quien me escribe. Luego, vinieron los otros correos, los inquietantes: en el primero me ofrecía una casa en alquiler en una zona donde viví hace unos años. Me preocupó que supiera cosas de mí, a parte del blog. Luego mandó otro, donde me vendía camas hospitalarias a un buen precio. No sé si tomarlo como una amenaza. No sé si se trate de la venta más larga de la historia, que incluye dos años de evangelio para llegar a ofrecerme tan innecesarios productos. Luego vinieron otros mails evangelizándome. Habrá que reconocer la persistencia del tipo. Finalmente, ahora me ha mandado uno vendiéndome un auto que según dice, pertenecía a un auditor.
Creo que detrás de todo esto está la gente de la agencia de impuestos. Durante estas dos semanas debí hacer mi declaración anual y llevar bien mis cosas. Creo que querían recordármelo y de alguna manera intentaban que no me acercara al ordenador, sino era para que digitara ingresos y facturas. Vaya, lo lograron. En dos días pasé revisión a todos mis gastos y se los envié al fisco. Incluso me grabaron en un noticiero mientras entregaba los documentos. No tengo suerte. En esas hojas, va detallado que tomo mucho café. Toneladas. Fincas completas fueron sembradas para que yo me las bebiera en dobles expresos con tres gotas de leche. Tal vez este año, mejor beba té. Y quizá me pasee por la iglesia, para darle gusto a Noel. Estoy seguro que encontraré artículos a módico precio ahí. Me gustaría por ejemplo, comprar un tipo que conteste mis mails y mi teléfono. Pero estoy seguro que no duraría. Es un trabajo demasiado deprimente.

15 comentarios:

Xander dijo...

Todos tenemos un Noel queriendo salvar nuestra retorcida alma. Hay que admirar esa necedad. Pero si te cuesta tener fe, no te preocupes, eso de ser creyente no es para cualquiera.

Hiciste tu declaración fiscal en dos días? Eres mi ídolo. Y sé que varios piensan igual. Te importa si algunas personas y yo fundamos una religión alrededor de tu persona?

Fabrizio Rivera dijo...

1) No estoy seguro de felicitarte por tu mudanza, o por ver tu vida guardada en cajas -talvez llenas de facturas-, pero si estoy seguro de felicitarte por proponerte tomar menos cafe y mas te. (aunque yo no podria proponerme tal empresa)

2) En la vida solamente hay garantizadas dos cosas: la muerte y pagar impuestos.

3) Tributo religioso: siempre hay uno que compra lo que necesita y otro mas pilas dispuesto a venderlo.

4) Dos dias para la declaracion??? Dr. Pradosky debe iniciar un negocio de digitador.

5) Efecto recurrente: Felicidad de leer cada uno de tus post, buenisimos.

6) Xander: Por introduccion al mercado, los que nos profesamos Pradiitas consideramos que un 5% de diezmo seria un porcentaje atractivo.

Blanca Estela dijo...

Meter la vida en cajas no es tan inolvidable como sacarla y volver a ponerla. Yo he andado por las mismas y te aseguro : Hay que tomar nota.
Acá en Chile pronto tendremos circo por televisión, nosotros tenemos que ser corderos y reirnos sin entender, esperando que un tigre nos agarre de un zarpazo la nostalgia. Por eso mismo, nunca es importante lo que sale en tu correo, la realidad está tan brillante y ácida que ninguna bandeja de entrada te puede hacer cosquillas.
Que tengas muy buena suerte en tu nueva casa, es imposible que con ello no vengan buenas y nuevas formas de vivir la vida.
Afirma bien tu corazón para que no explote.

Miss Trudy dijo...

Yo quiero un Noel pero que al evangelizarme, en lugar de venderme un carro o una casa, me los regale a cambio de mi bautismo. No me sorprenderé de mi misma si vendo el alma por tan poco. Que carro, ¡por una de esas motocicletías scooter me bautizo! Pero que sea roja, de ese rojo como de carro de bombero. Decile a Noel, please.

Prado dijo...

Bonjour.

Xander: no hay que menospreciar el poder de la angustia y los dedos ágiles de un exdigitador de bases de datos. Ja. No me importaría que hiciesen una religión alrededor mío. Siempre y cuando no vengan con eso de que les cumpla milagros.

Fabrizio. 1. Lo del té es una promesa que no voy a cumplir. Seguro. Pero al menos lo intenté dos días. Y gracias.
2. Mierda, quién dijo eso?. Es cierto. 3.Sos un filósofo. 4. Once upon a time, yo fui digitador. Por destajo, he ahí la razón de mi velocidad. 5. Gracias, de verdad.

Blanca Estela: Tengo exactamente las mismas expectativas. Un abrazo enorme para ti y gracias por las advertencias.

Miss Trudy: esa no se me ocurrió. Nunca le he contestado un mail a Noel pero bueno, podría hacer una excepción esta vez y mandarle tus peticiones, sino es que ya las leyó ahora.
Abrazo.


Mes amies, me voy. Les dejo de recuerdo, este abrazo. Au revoir.

David Lepe dijo...

Amigo, todos tenemos nuestro Noel. El tuyo es virtual, el mío telefónico.

güichita dijo...

La última vez que fui con rosario me dijo q necesitaba una re conexión con el ser superior, eso sirvió como motivación a mi madre, que a pesar de todo es una santa, para decirme ajá te lo dije! El tuyo se llama noel, las mías rosario y corina. Digo al menos ay alguien q se ocupa de tu alma.

Me reí, un abrazo fuerte.

DIANA dijo...

Prado!
que hermoso banner tienes!
QUe disfrutes tus vacaciones y que el cambio sea de lo mas favorable.

Abrazos!

Pirata Cojo dijo...

Un cuate me contaba que gracias a él se habían construído varios metros del muro perimetral de la licorera, en tu caso, los Dalton, Diesseldorf, Nothebom y otros estarán agradecidos por llevar al punto final sus ventas al mayoreo, aunque creo que el cafetalito de la 11 calle es uno de los más beneficiados Pradiux.

Respecto al inciso 6 de Fabrizio, si se da el 5% sería cinquezmo, no diezmo ¿o cincomo?

Abrazo grande manito, descansá en la casa, ya lo harás de nuevo en la oficina

Pirata Cojo dijo...

A propósito de haber sido digitador, ¿Qué es más antiguo, la masturbación masculina o la femenina?

Prado dijo...

David,habrá que hacer algo. Esta gente no tiene mesura. En fin. Saludos.

Güichita: ja! saludos a Rosario y a Corina entonces. Y un abrazo enorme para vos.

Diana: gracias. Un abrazo.

Pirata: Buen punto. Te nombro mi ministro de finanzas. jajajajaja con lo de la oficina. no lo había leído. Va pues! Ora con tu pregunta hijo mío, decime quién de los dos se sintió primero solo, insatisfecho o curioso?

Nuci dijo...

muy buen texto :D me gustó en especial la imagen en el header del blog...
Saludos

Prado dijo...

Gracias Nuci. Sobre todo viniendo de una gran fotógrafa. Abrazos.

Tato dijo...

Sabroso! Grande! Queremos leer más!...

Prado dijo...

Gracias Tato.