7.11.09

Rockstar: Thom Yorke


hay tardes soleadas
secas y desbordadas
en las que intento disipar
mi angustia sobre las aceras

hay tardes eternas
sentado en la sala
de mi médico psiquiatra
en las que siento que la vida
es una oficina burocrática
llena de gente esperando
a que la muerte los atienda
mientras cuentan sus desgracias

sólo queda
perder el tiempo fumando
bebiendo
follando
leer un buen libro pensando
todavía no me toca

tengo
cientos de noches pensando
en los autos dispuestos
en filas hirvientes
con radios tocando
canciones que no sé bailar
y al menos quisiera
aprender a callarme
para dejar que sea
mi último segundo
el que diga si mi vida
ha valido la pena
mientras siento que la tarde
se escurre inevitable
entre los espacios vacíos
de mis dedos abiertos

22 comentarios:

Nancy dijo...

Maravilloso, Prado. Qué lindo escribís.
Yo estuve en esa clínica de tu psiquiatra ¿o psicólogo? Ya estuve allí.
Volveré a leerte dos o muchas veces más... no me empalago.

Alex Alonzo dijo...

Tu muerdes
a través de la gran pared,
el gran muro te muerde de vuelta
Tu solo te sientas y te enojas,
te sientas y envejeces... Read More
Que belleza cuando estás de rodillas
Con descontento, y ansiedad por complacer.

Algunas veces estás de mal humor, a veces te quemas
Que Dios le de descanso a tu alma
Cuando el amor viene y ya nos hemos ido
Al igual que tu papá, tu nunca vas a cambiar

Cada vez que viene, me come vivo
Yo trato de comportarme, pero me come vivo
Así que declaro un día de fiesta

Concilia el sueño, aléjate flotando.

Eme dijo...

Es una buena idea, esto de pensar que el tiempo se pierde fumando*

saludos*

dan* dijo...

Un tanto fuerte, me gusta como pones las cosas tan claras y sencillas.. un saludo

Fabrizio Rivera dijo...

Necesito esa clinica ojala y el doctor no sea Prado, porque talvez terminaria cuerdo.

Fabrizio Rivera dijo...

Nancy, ese efecto de leer dos y tres veces a Prado, nos pasa a todos.

DiEGO RiCARDO dijo...

Excelente blog, lo sigo desde hace un tiempo... Solo que tenía pendiente las visitas. Todo lo que escribe, digno de leer y volver a leer; por aquí estaré más seguido.

Muchos saludos desde Paraguay.

RosaMaría dijo...

La música ideal para acompañar tan buen poema, profundo y cierto. Saludos

Vania Vargas dijo...

Escribir, es, sin lugar a dudas otra manera de dejar marca sobre los días entanto nos largamos. Recordé a Pessoa. Usted lo hace muy bien. Le dejo un abrazo por aqui.

Estrada dijo...

Directo, al hueso. Zalemas amigo

Prado dijo...

Gracias Nancy, es psiquiatra... Hace un estupendo trabajo por cierto. Abrazo.

Alex: gracias por la letra. Saludos.

Eme: saludos, gracias.

dan*: gracias.

Fabrizio, gracias dobles.

Gracias Diego.

Gracias Rosa.

Gracias Vania, más besos.

Gracias Estrada.

Saludos, los quiero me voy a mirar cómo muere la tarde.

Eme dijo...

Tal vez por eso me tomo varios cigarillos hacerlo*

satira dijo...

mmm extraño leer algo tuyo de esta manera , nunca habias escrito asi mmm como que pasa algo

mariomarch dijo...

la poesia tanbién se le da muy bien maestro...

esa famosa clínica, allí hemos estado todos

Prado dijo...

Saludos Satira, algunas cosas me salen mejor escritas de esta manera, o al menos se parecen más a lo que siento. Saludos.

Mariomarch: gracias, espero que a usted le haya ido tan bien como a mí. Un abrazo.

iL Hell Dogma dijo...

a pesar que he comentado menos frecuente, te sigo leyendo, este blog es buenisimo!

saludos

Anónimo dijo...

te encontre, por una recomendacion.. dice que escribes muy interesante.. segire leyendo hoy por la noche y te comento..

te cuidas..

Prado dijo...

Gracias Il Hell Dogma, abrazo hasta el vecino México.

Gracias Anónimo o Anónima y a quien me haya recomendado.

Abrazos para todos.

A do outro lado da xanela dijo...

Tengo cientos de noches pensando... y las que quedarán...

Roberto Wagner dijo...

¡Sublime!

mujer del traje gris dijo...

¿A ti ya te ha tocado?
Hermosa fotografía de cabecera.

App dijo...

Un tema brutal que no conocía... Y un escrito relamente precioso. Prado, no haces más que darme razones para quedarme.