5.7.12

Narrar

He decidido que narraré sobre las cosas vivas. Una habitación está viva, a pesar de su cuadradez, de ser diminuta, si en ella hay algo interactuando. Digamos que es una habitación llena de tristeza. Digamos que en esa tristeza está encerrado un personaje. No podría ser una narración completa o rotunda, si tan sólo describiera las paredes achicándose, el piso de barro húmedo o el techo ardiendo. Necesito describir también que todo el tiempo hay una puerta que espera ser abierta, porque así son las cosas que quiero narrar: la vida siempre se impone y encuentra la vía. 

2 comentarios:

Mónica NP dijo...

A veces es la tristeza la que nos hace sentir vivos a nosotros.

La Sombra de la Luna dijo...

Qué bello texto. Hay espacios, lugares, situaciones que están más vivos que inlcusoo nosotros.Saludos.