11.10.09

Legado



Abandonar una casa como se deja una esposa, en plena madrugada.

Moverse lento, como camión paseando condenados a muerte.

Mirar las sombras de mis pasos mientras un avión sobrevuela.

La luz abandona los ojos, las turbinas se silencian con la distancia.

Sólo me quedan los rótulos de neón y las farmacias.


Recordar que entre las sábanas permanece viva una media rota.

Los tacones.

Los cigarros.

Las manos tibias y la cadera levantada.

Una botella de güisqui.

Ocho dígitos en un papel lleno de lipstick.


La mañana empieza oliendo a día fallecido.

El viento frío me obliga a meter las manos entre los bolsillos.

Adentro: un teléfono y unas llaves que no abren ninguna casa.

Recuerdo a mi hijo.

No he podido heredarle más que esto, que es todo.

Una ciudad, un nombre.

Esa mujer que quise.

Y el lado derecho de una cama.


14 comentarios:

Miss Trudy dijo...

Hay una constante propensión a la ausencia en todo lo que escribes. Y a la imagen metafórica de entes solos: un cigarro a medias, una media abandonada, etc. Cuando estén enseñando tu trabajo en alguna clase universitaria de literatura del futuro, sería interesante ver que dicen de éstos. ;o)

Prado dijo...

Interesante observación. Es lo que pretendo. Un abrazo de agradecimiento.

MarianoCantoral dijo...

me gustó mucho, lleno de miedos metafóricos.

PROSÓDICA dijo...

... por eso hay que cuidar bien lo poco que se tiene. Eso que uno cree poco, Aviador, es lo mismo que le da sentido a la vida... es mejor tener poco con sentido, que tener bastante que estorba.

Muy lindas imágenes.
Reverencia su humildad.

(FOTO: Bonito cielo en el que andaba!!)

David Lepe dijo...

Heredarle amor a tu hijo, eso es lo importante.

Prado dijo...

Gracias Mariano, no sé esté lleno de miedos. En realidad nada de allí me da miedo. Saludos.

Me parece, Prosódica. Efectivamente me dedico a cuidar lo que tengo, que es mucho. Saludos.

Claro David, eso es lo que intento, pa devolverle todo el amor que él me da. Un abrazo.

Nancy dijo...

Me encanta lo que escribes. No importa lo que sea, todo a través de tus palabras adquiere un matiz diferente, artístico, literario... qué sé yo. Siempre me quedo sin palabras para poder describir la emoción que me imprimen tus palabras.

Vania Vargas dijo...

Reitero: es un texto extremadamente bello y contagiosamente triste. Lo abrazo, lo beso.

-°° iS@Bel °°- dijo...

me gusto !!!!

mil455 dijo...

Hey Prado!
Veo que estás adonde te vi por última vez...
Cariños para vos,
Ceci
PD. Un placer leerte, como siempre.

Cindy Scarlet dijo...

Hola Prado! como estas? me encanta lo que escribiste (y tamjbien la foto por supuesto) bueno ya quisiera ver que dirán de tus trabajos literarios en el futuro, yo, como mala estudiante, lo que podría decir es que estás deprimido. jajajaja es broma! de todas formas son de esas vivencias que se puede llegar a ser una autor "consagrado" por la critica. yo sigo quedándome con las imágenes que dejas, son más sugestivas. buen dia! :)

los perros románticos dijo...

un gran texto. señor. abrazo

Issa dijo...

lindo, poético, metafórico! saludos!

1313 dijo...

ni idea cuál sea su mano, señor, pero seguro con su suerte es buena. le apuesto a que usted sabe jugar bien.

saludos