26.2.09

Mol


El agua cayendo continuamente, brotando de una pared. Saliendo como una cascada fría que alimenta una pileta de mediano tamaño, llena de vegetación intensamente verde. Cualquiera situaría este paisaje en lo más profundo del trópico. Sin embargo, se trata de un mall. Al lado de la cascada, varias mesas apostadas con sombrillas blancas, terminan por darle un aire de bohemio al sitio. Temino el café y el sandwich que pedí.
A dos mesas más cerca del agua, una mujer insoportablemente hermosa, también bebe de una minúscula taza. Tiene el pelo negro, rizado sólo en las puntas que caen suavemente sobre sus hombros, cubiertos por una blusa con un escote. Un escote que muestra. Sos ojos no son grandes ni pequeños, sino justo del tamaño perfecto para armonizar con su delicada nariz y su boca magnética. La veo insistentemente. Ella responde a mi mirada, supongo que por mi insistencia. Pienso en mis amantes más breves. Pienso en lo breve. En la larga historia de derrotas que llevo a cuestas. Se supone que he aprendido algo. Se supone que debo aprender algo. Saber qué quiero.

No sé que quiero.

Sólo sé qué es lo que no quiero. No quiero una larga lista de nombres en mi cama, no quiero peleas por el cepillo de dientes, no quiero pensar si me engañan o no me engañan. No quiero tener qué explicar por qué paso tiempo escribiendo en esta laptop que a penas sirve. No quiero pedir permiso para ser yo. No quiero dejar de ser yo. No quiero dormir con alguien y sentir que comparto mi cama con el refrigerador.
Esta es una lista que escribo en una servilleta con la misma pluma con la que pongo mis datos en la cuenta del café. Luego, saco los fósforos de mi bolsillo. No voy a encenderme un cigarro. El gobierno me lo ha prohibido. No señor. Le prendo fuego a mi lista y la dejo quemarse en el plato. Luego, me levanto y me dirijo hacia la mesa de la mujer que me ve, con sus ojos negros y profundos, quizá igual de nerviosos que los míos. Y cuando lo hago, veo con toda felicidad, cómo coloca suavemente su taza sobre la mesa, pone sus dos manos sobre sus piernas y escucha atentamente lo que tengo que decirle.

imagen: Woman Smelling Coffee (KAHVE KOKLAYAN KADIN) Gizem Saka

33 comentarios:

Alfonso dijo...

"No quiero pedir permiso para ser yo." Eso me recuerdo a aquello de Wilde que decía: "la peor desgracia del pobre es el constante renunciamiento de sí mismo" que algo de dignidad nos asista a ese eterno desencuentro con nosotros, saludos Prado, que la soledad te siga consintiendo en las multitudes.

Espérame en Siberia dijo...

Entonces eres de los míos. Yo tampoco sé bien qué es lo que quiero, pero tengo muy firme lo que NO y es mejor. No caes tan pronto en la tentación de los errores y la vida sigue su flujo natural.

Un beso.

Espérame en Siberia dijo...

¿Cómo defines el horror?

Anónimo dijo...

Yo creo que moriremos sin saber lo que queremos. Pero dejame decir que se exactamente lo que necesitas. Y eso es lo importante. El problema surge cuando uno confunde lo que necesita con lo que quiere pero no puede.

te llevo, LM

El Aguafiestas dijo...

Con saber lo que no queremos, es un gran comienzo, compañero.
Salud.

Miss Penny Lane dijo...

ay qué emoción....
y vas a contar la segunda parte?

yo soy una porquería para ir a hablarle a alguien que me gusta....

More Baker dijo...

estos gobiernos del carajo no dejan ni fumar a uno tranquilo... y bueno qué le dijiste? qué le dijiste???
A mí la verdad me cuesta creer en esa "larga lista" de fracasos tuyos.
¿No será una treta?
Saludos, querido.Cuenta lo demás,sí?

Nancy dijo...

Yo también me derrito de la curiosidad...

maalexandra dijo...

yo soy yo, y tu eres tu, no vine a este mundo a cumplir tus expectativas ni tu las mias, si nos encontramos es maravilloso y sino no hay nada que hacer]

besosdulces*

maalexandra dijo...

quieres empezar una reVolucion en contra de la castidad?*

PROSÓDICA dijo...

Así como lo que no queremos se va consolidando de desaciertos en la vida, de lo vivido, de lo dolido, de la misma forma dese chance a usted mismo de ver en los mismos desaciertos lo que sí quiso de la vida, del amor, del remedio. Tal vez pensó saberse y hasta ahora es que verdaderamente se encuentra, tal vez. Curiosa la vida de pronto, ya que siempre cabe la posibilidad de que aquélla que algún día le robó la idea de usted mismo, le haya regalado verdaderamente su definición tangible, no del "yo" interno, sino del "yo" que se proyecta al mundo. Verá, decía mi abuelo que en cada problema hay una oportunidad, y yo así lo creo: pueda ser que antes se haya amado una idea y ahora se entienda que es mejor amar una verdad.

Los listados en mi opinión, no sirven Aviador, por que cuando uno está enamorado suelen valer madres al final, ¿o no?. Por ello creo que lo mejor es buscar y aceptar una verdad, la verdad que comprende un ser humano en su totalidad. Eso busque.

Ahora con esta chica, me alegro que haya sido un tipo decidido. A las mujeres nos gustan los hombres que saben lo que quieren, que pierden el miedo. Felicítole!. Y al igual que todas, espero la segunda parte :)

abrazotes

Espérame en Siberia dijo...

Qué bueno que te gustó el video. A mí esa canción me gusta desde que iba en la secundaria y me trae unos recuerdos muy lindos.

Y me sonrojé por eso que dijiste de mi gusto musical.
Un beso.

El Dilema dijo...

buena...

maalexandra dijo...

dulces sin azucar, cafe descafeinado y vodka sin alcohol...

miento, el vodka es con alcohol]

podriamos sentarnos entonces a hablar con té y unas pastas secas, siempre he querido discutir la textura de las nubes*

maalexandra dijo...

las copas de los arboles, eso no se me habia ocurrido*

hay noches que se escapan de mis curiosidades, tal vez desde la copa de un arbol podamos discutir las nubes, si las constelaciones nos regalan algo de complicidad*

PROSÓDICA dijo...

P.D. Volviendo a lo mismo eso de diferenciar la idea y amar y aceptar una verdad, solamente que con diferentes puntos de referencia, recuerdo haberme tomado un café una tarde con un excelente ser humano, y mientras me hablaba de esta mujer fenomenal que decía querer, no pude evitar advertirle que tuviera cuidado de estar al tanto, de si es que estaba enamorado de la escritora o de la mujer...
Me pasó así a mi una vez también, me enamoré del chico malo y no del hombre... uy, cómo dolió!.

Ánimo Aviador.
Miles de abrazos.

Prado dijo...

Bon Nuite mes amies:

Alfonso: gracias, coincido. Negarse es lo más triste que puede haber. Nunca más.

Espérame en Siberia: Yo de los tuyos? soy tuyo? vaya, vaya.

Anónima LM: tienden a confundirse ambas cosas. Un abrazo.

Aguafiestas: Es un buen comienzo, claro, pero a dónde nos lleva?

Miss Penny Lane: puede ser, qué se yo. Si hay material, lo cuento y si no me lo invento.

More: caríssima More, con la mano derecha alzada júrole, la vista puesta en el cielo, que fracasos para mí han habido y varios. Por pudor niégome a nombrarlas. Por honor, niégome a recordarlas. Besos.

Nancy: derrítase el azúcar, no se derrita.

Maalexandra: tienes una capacidad telepática? practicas la brujería, hechicería, santería? tienes parientes rusos? joder. Esa línea es.

Prosódica: rescato lo de las listas, niégoles la existencia. Ergo, quemé la que en mala hora hice. Levántome a platicar con la mujer. Aviéntome, cual aviador. Mándole besos.

Dilema: el texto o la mujer? confúndome.


Deséoles madrugadas placenteras, llenas de acogedores sueños en almohadas perfumadas. O simplemente tener ganas de oír el despertador mañana.


ADEUS.

Goathemala dijo...

Identifiqué ese espacio que describes con otro de un centro comercial en que de cuando en cuando tomo un café.

No es muy alentador lo que voy a decirte pero te llevo algo más de una década de edad y tampoco sé lo que quiero. Algo más claro lo que no quiero que en buena medida coincide con lo tuyo.

Es más, me gustan las personas que no tienen todo muy claro y que están preparados para asumir lo que el azar o el esfuerzo les lleve de derrota o de grandeza.

Ciao.

Nancy dijo...

Es que soy de azuquitar... jajajaja
Bromas, vine a dejarle un premio a tus letras y un apapacho. Ah, el premio está en mi blog
http://historiascitadinas.blogspot.com/

Estrada dijo...

Me alegro con usted Padro, supongo, ese fue uno de esos días maravillosos, me hacer recordar una película que disfruté al maximo con dos amigos, cuyo final fué fue aplazado y esperado, e inesperado, como lo es esa conversación, de haber sido posible esto, me imagino dos finales: 1. espontáneamente placentero, y 2. Historia Languidecida

Espérame en Siberia dijo...

Eso que me escribiste de los amores no terminados es como lo que dicen en Vicky Christina Barcelona, ¿no?

Un besote :]

maalexandra dijo...

que si practico hechicería? no se, a veces me da la impresion de que en otra vida fui quemada en la hoguera, pero realmente no se*

de mi lado del sofá vemos todo diferente, tal vez sean las estrías*

tengo demasiados lunares]

besosdulces*

iL Hell Dogma dijo...

Se que debi aprender, pero con el paso del tiempo me doy cuenta que no ha sido asi y tambien estoy consciente de lo que no quiero, como lo comentaron aqui, es un buen comienzo.

Espérame en Siberia dijo...

Jajajaja, pues entonces me parece que tenemos cosas en común. Nada más. No te vayas con la idea de que me las sé todas =P

Muchos cariñitos.

Espérame en Siberia dijo...

Y acabo de leer tu réplica a mi primer comentario.
Me refería a que somos iguales, pero claro que no eres mío. No nos confundamos jajajajaja.

Espérame en Siberia dijo...

Ay, pero no te enojes. No era mi intención, amor.

Te dejo un beso aunque tus dos latidos me supieron a despedida.

RosaMaría dijo...

Buen principio por ahí... trae buen fin. Lo que no queremos... si tampoco sabemos lo que queremos... Tal vez esta sea la oportunidad de concordar libertad y soledad. Muy bueno. Saludos.

David Samayoa dijo...

Nunca sabremos hasta que lo tenemos enfrente... y despues no sabemos si lo queriamos realmente o solo queriamos una pequeña probadita...

Espérame en Siberia dijo...

Honestamente yo creo en el amor y en la lujuria. A veces creo más en lo primero, a veces más en lo segundo. Sobre todo en lo segundo últimamente.

Cosas que pasan, ¿no?

Muá :]

Alfonso dijo...

maestro Iulius, vos debes creer como Borges que la gloria es una forma de incomprensión, así que si se te hace indigesto, podés tomar el pequeño tributo que te dejé en mi blog como un inofensivo ejericio de nuestra vigorosa ironía, saludos a la clica five

Estrada dijo...

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ayy dios......

Prado dijo...

Saluti i miei amici! estoy en Panajachel. Seguro la mayorìa no sabe donde es. Mejor sigan asì, sin saber. Chau.

Andrea Grimaldi dijo...

Hermoso, me encantó. Nada más que decir.

Me tomé la libertad de ponerte en mi lista de blogs XD

Saludos!